+ novedades

Caída

Caida del pelo: cosa de mujeres

El estres es el gran protagonista de esta patologia tan actual como preocupante. Cómo prevenirla y tratarla.

Suplemento CLARIN MUJER | diciembre 2006

El estres es el gran protagonista de esta patologia tan actual como preocupante. Cómo prevenirla y tratarla.

La publicidad de un champú protagonizada por Florencia Raggi es un claro indicador de un problema cada vez más común en el universo femenino: la caída de pelo. Es que en el mundo vertiginoso en el que vivimos la alopecia deja de ser una cuestión casi exclusiva de los hombres. Dos de cada tres personas afirman perder el cabello regularmente. Según Miguel Angel Cisterna, tricólogo (ciencia que estudia y trata el pelo) diplomado en Barcelona, España, "en la actualidad la creciente tensión que soporta la mujer la coloca a la par del hombre en el ritmo de vida que lleva y aunque no llegue a expresar estrés, sí produce un desgaste de energía. Esto se ve reflejado en la piel y sus extensiones como el cabello y las uñas, que muestran alteraciones o variaciones".

También Celio Ramos, coiffeur de Roberto Giordano, menciona a la ansiedad y el nerviosismo como grandes responsables de la caída del pelo. "Por eso a cada clienta que viene a aplicarse ampollas para la caída de pelo lo primero que le enseño es a respirar con profundidad en la zona del vientre (Tan Tien o Hara), para que se relaje. Esto se lo indico como tratamiento para que haga en su casa. Una vez relajada, en la peluquería, le aplico una ampolla anti-caída junto a masajes capilares: ayudan a reforzar la raíz para que el pelo se mantenga adherido al cuero cabelludo".

María Laura Bovcon, bioquímica del departamento científico de Vichy, agrega otros factores que provocan la pérdida del pelo "Además del estrés, las causas de la caída en la mujer tienen que ver con lo hormonal: afectan cambios como la pubertad, la maternidad y la menopausia y la falta de vitaminas, componentes químicos, mecánicos. También hay un 10 por ciento de factor genético. En el hombre, en cambio, su caída se debe un 90 por ciento al factor genético y un 10 por ciento al hormonal y estrés".

Más allá de las causas, la caída se produce porque "alrededor de la raíz del cabello se forma una cápsula rigidificada. Los nutrientes no llegan al bulbo, el cabello se debilita y se cae más rápidamente. La mujer necesita, además de evitar esta rigidificación, incorporar tópicamente vitaminas que estimulen el crecimiento", agrega Bovcon.

Ante este panorama la pregunta que surge es: ¿se puede prevenir la caída del pelo? Cisterna afirma que sí, "a través de un diagnóstico preventivo y evaluativo en el que deben actuar diferentes profesionales: desde un dermatólogo, un tricólogo y el ginecólogo, entre otros", afirma. La prevención es importante dado que, según destaca el tricólogo, "si se encuentra la causa que la produce hay soluciones para todos los tipos de caída de pelo".

Mientras tanto, en casa se puede hacer un seguimiento consciente y estar atentas del pelo que se cae. Si bien no se puede "hablar de un número de cabellos igual para todos los individuos —sigue Cisterna— es posible establecer una relación entre la cantidad del cabellos que se cae y el cabello que está creciendo o repoblando la cabellera y evaluar si se nos cae más de lo habitual, para consultar a los profesionales.

Además, para prevenir la caída, Bovcon destaca la importancia que tiene comer sano: "consumir alimentos ricos en vitaminas y no abusar de factores químicos o mecánicos como la planchita, el secador, las tinturas y el lavado con agua muy caliente".

Pero si la patología es detectada no hay que asustarse con el fantasma de la peluca de por vida. "Los tratamiento serán acordes a la problemática", cuenta Cisterna (ver recuadro). Ahora si es un caso en el cual no queda otra alternativa las mujeres pueden recurrir al implante al igual que los hombres. Pero no es necesario llegar a este extremo si cuidamos integralmente el cuerpo desde la alimentación, el relax y el buen trato del pelo: esto significa mantenerlo lo más natural posible.

Guia de tratamiento
Hay naturales y mas invasivos. En el Centro Argentino de Diagnóstico y Tratamiento Capilar de Cisterna, por ejemplo, se realiza una tricología natural qeu equilibra el cuero cabelludo y el cabello sin producir acostumbramiento. Se trata de una reflexología cráneo facial (conjunto de quirotécnicas, posturas manuales específicas en espalda, cuello y cuero cabelludo, que mejoran la circulación venosa, arterial y linfática), hennaterapia (basada en la utilización de plantas específicas para lograr la texturización de la fibra capilar) y mieloterapia (aplicación de mil tipificada qeu actúa como nutriente y emoliente).

Edicion Diciembre - Año 2006
Copyright suplemento CLARIN MUJER. Todos los derechos reservados.