+ novedades

Salud Capilar

Mi amigo el sol: para no quedar ?pelos de punta?

El foco del debate con respecto al sol cambió: ya no se hace hincapié en sus efectos nocivos. El acento está puesto en sus propiedades benéficas y en los modos más seguros de aprovecharlas.

Revista NUEVA | septiembre 2006

La radiación solar es el principal factor de agresión para el cabello: causa fotodegradación de la melanina y de las proteínas estructurales que protegen el pelo, como la queratina. Si a esto se suma el agua de mar o la pileta, que contiene cloro o sal, súper agresivos, no quedan dudas de que, en verano, el pelo exige extra protección para evitar deshidratación, pérdida de brillo y vitalidad, puntas florecidas o resquebrajadas. Por eso, hay que cuidarlo antes de exponerse al sol. “Se debe tratar de mantener el film hidrolipídico -solución de agua y sebo- en toda la cabellera, y en especial, en cada uno de sus integrantes –pelos–. Es posible utilizando nuestro sebo natural, que es lo más aconsejable o recurriendo a productos que lo simulan como máscaras, baños de crema y demás emolientes”, propone Miguel Angel Cisterna, tricólogo, quien manifiesta que las personas que padecen caída del cabello o debilidad capilar deberían disminuir la exposición solar o usar sombrero.

Edición 09-11-06
Copyright revista NUEVA. Todos los derechos reservados.