+ novedades

Protección

Pelo: humectación, esa es la cuestión

Existe una relación íntima entre los estados de ánimo y el aspecto del cabello. Como nutrirlo, hidratarlo y regenerarlo, después de los trastornos del verano.

Revista SOPHIA | marzo 2004

Esta comprobado: la relación entre los estados de ánimo e cabello existe. Y es mucho mas estrecha de lo que se cree. “Así como cuando un animal esta nervioso sus pelos se erizan, cuando un ser humano sufre, esto repercute en el cabello de distintas maneras: se vuelve inmanejable, pierde brillo, se cae”, explica el tricólogo Miguel Cisterna.

La tricología es la ciencia que tiene por objeto el estudio del cabello. Precisamente, una nueva teoría inglesa sostiene que, como el cabello es una extensión de la piel y su formación se inicia durante la gestación con tejidos que posteriormente pasan a formar parte del sistema nervioso, toda alteración emocional se nota en el cabello.

No obstante, Cisterna advierte que no solo por cuestiones emocionales se arruina el pelo. Sol. Viento. Mar. Tintura. Planchita. Permanente…A la vuelta de las vacaciones el pelo siempre es un problema. Está seco, quebradizo, se cae y, como estuvo tanto tiempo perpendicular al sol y se quemo el cuero cabelludo, hasta tiene caspa.

La solución esta al alcance de la mano, y no es otra que la hidratación: “Durante los meses de verano el cabello tiende a deshidratarse, pierde agua. Para peor, como la gran mayoría de la población tiene coloración, el sebo, que es lo que solucionaría el problema de manera natural porque cumple la función de lubricación, queda en la raíz y no se expande. Es fundamental utilizar productos de hidratación para recobrar el brillo y la textura original”, explica el tricólogo.

Los mejores productos son los que contienen extractos naturales de plantas orgánicas de cultivo intensivo (aloe, ortigas, malva, joroba, ginseng, maccassar, oliva y henna), y las ceramidas, ya que ayudan a regenerar las puntas florecidas. En la última feria de cosmética realizada en Bolonia (Italia), la gran protagonista fue, precisamente, la ceramida, que actúa penetrando en los espacios intercelulares, solidificando la estructura capilar. Se descubrió que es lo más parecido que existe al sebo natural.

Edición Marzo - Año 5 Nº37
Copyright revista SOPHIA. Todos los derechos reservados.